"La Historia es una casa de muchas habitaciones." Fernand Braudel.

"La Historia es una casa de muchas habitaciones." Fernand Braudel.

Y mi corazón está en el sur del sur, con tizne negro, en la cancha, en el bondi, en el chori, en la fiesta en la calle, en la murga, en el tambor, en la bandera, en mi doble ciudad...y en el camino, en el tren, en la frontera parada sobre la línea, en el andén, conectando dos mundos iguales pero disímiles.

La Plata - Ringuelet - Gonnet - City Bell - V.Elisa - Pereyra - Hudson - Plátanos - Berazategui - Ezpeleta - Quilmes - Bernal - Don Bosco - Wilde - V.Domínico - Sarandí - Avellaneda (combinación) Gerli - Lanús

Arraigo


No quiero cruzar la frontera, es más quiero retroceder al corazón de mi tierra. No quiero que vengas, ni quiero saludarte desde el límite de mi mundo contiguo al tuyo. Mejor así.Mejor distancia, y no me conquistes. Ni el corazón, ni el cuerpo. No vengas a vencerme, ni vencido.No quiero pasar la frontera aunque me aceptes, no me importa cuanto más me parezco a vos que a los de adentro. Yo no soy de tu mundo, no es ésta mi pertenencia.
Demasiado lanusense para La Plata, demasiado platense para Lanús.Haciendo equilibrio sobre la línea de frontera, mi verdadera identidad camina bien.
Y si bajo de mi tren camino por el torcido diagonal hasta el lugar que más se parece a mi tierra andante. Otra vez en la frontera cayendo del cuadrado, ni un lugar ni otro.Siempre en un tercer lugar, pero nunca neutral.

lunes, 14 de junio de 2010

No habrá otro olvido, habrá alegría.

Aviso a todos los que como manotazo de ahogado pretender virar su duro discurso, esos que esta semana lo lavan un poco, la que viene no opinan y dentro de dos (cuando salte la verdad en el A.D.N.) pretenden convertirse en aquellos que siempre lo denunciaron, o algunos más moderados (los peores) dirán "que barbaridad." y se harán los nuevos.
No habrá otro olvido, no habrá otra desmemoria.
Se terminó el juego, no más indultos populares, no los va a haber. Se los aviso con la sonrisa en la cara, y no sonrío de verlos caer, sonrío de ver como nos levantamos y como no retrocedemos, como crecimos, cuantos somos ahora, cuantos hijos de la democracia, cuantos frutos de la libertad, cuantas peleas por ganar, cuantas familias por conformar, cuantas identidades por reconstruir, cuanta alegría.

3 comentarios:

Roberto dijo...

Hace rato que estoy esperando para
ver a las carrió, a las mirthas,
a los TNbaun y a toda la sarta de
idiotas útiles al monopólio, además
de todos los políticos que se
desgarraban las vestiduras por
semejante ataque a tan noble idem.

Saludos!

Lucien [TheMalkavMind] dijo...

A partir de ese día, miraré a la señora legrand esperando el día en que tenga que decir algo, a ver como lo rema, a ver como se encubre, a verle en los ojos el horror de la caída de su poderío, y del imperio de sus amigos

Roberto dijo...

Ya empezó la anciana de los almuerzos
a contar que un familiar fué secues-
trado y bla,bla,bla.
Porque no habló antes?, ya trata de
cubrir su silencio porque se la ve
venir?, pero no podrá tapar nunca su
resentimiento de cornuda.