"La Historia es una casa de muchas habitaciones." Fernand Braudel.

"La Historia es una casa de muchas habitaciones." Fernand Braudel.

Y mi corazón está en el sur del sur, con tizne negro, en la cancha, en el bondi, en el chori, en la fiesta en la calle, en la murga, en el tambor, en la bandera, en mi doble ciudad...y en el camino, en el tren, en la frontera parada sobre la línea, en el andén, conectando dos mundos iguales pero disímiles.

La Plata - Ringuelet - Gonnet - City Bell - V.Elisa - Pereyra - Hudson - Plátanos - Berazategui - Ezpeleta - Quilmes - Bernal - Don Bosco - Wilde - V.Domínico - Sarandí - Avellaneda (combinación) Gerli - Lanús

Arraigo


No quiero cruzar la frontera, es más quiero retroceder al corazón de mi tierra. No quiero que vengas, ni quiero saludarte desde el límite de mi mundo contiguo al tuyo. Mejor así.Mejor distancia, y no me conquistes. Ni el corazón, ni el cuerpo. No vengas a vencerme, ni vencido.No quiero pasar la frontera aunque me aceptes, no me importa cuanto más me parezco a vos que a los de adentro. Yo no soy de tu mundo, no es ésta mi pertenencia.
Demasiado lanusense para La Plata, demasiado platense para Lanús.Haciendo equilibrio sobre la línea de frontera, mi verdadera identidad camina bien.
Y si bajo de mi tren camino por el torcido diagonal hasta el lugar que más se parece a mi tierra andante. Otra vez en la frontera cayendo del cuadrado, ni un lugar ni otro.Siempre en un tercer lugar, pero nunca neutral.

martes, 8 de junio de 2010

¿Miro al sur o desde el sur?




Aunque lo intente, (es que no quiero) no mejoro.
Aunque desde la distancia, desde el rio de los hechos Alberdi se empeñe en adoctrinarme, en hacerme ver diferente, auque quiera este personaje (macabro por cierto) convencerme de que es necesaria una élite ilustrada que maneje a esa o a esta masa iletrada, aunque me inste a formar parte de aquella, aunque esté formandome para "elitisarme": pretendo seguir siendo.
Aunque me avise desde las lejanías, con ahogados gritos en mi, no voy a acceder a mirar con un ojo al viejo mundo y otro (siempre menos atento, menos perceptivo) al sur. No.
Aunque te enloquezcas Sarmiento a mi me parece admirable el caudillismo, aunque te empecines en mostrarlos terribles, moustruosos, Echeverria me intrigan sus mentes, aún entre la sangre de tu matadero, aunque el Tirano pueda haberlo sido quiero construir mi propio pensar.

2 comentarios:

Roberto dijo...

La historia que nos contaron (por
lo menos a mi) fué denostarlos,
cuando en realidad tenían arraigo popular en sus provincias, creo
que lo que más molestaba era el
enfrentamiento que tenian algunos
de ellos con el centralismo de los
gobiernos de Buenos Aires.
Por suerte el revisionismo histó-
rico ha reivindicado a los mismos,
y en sus provincias son verdaderos
héroes populares.
Contrariamente a los "caudillos"
actuales, que son señores feuda-
les.

Saludos!

PD: Sarmiento es mi anti-héroe

Lucien [TheMalkavMind] dijo...

Caudillos, de los de antes, como bien dice Roberto, caudillos dignos de admiración
Aunque ya lejos de nuestras palabras, cerca en le recuerdo, en el recuerdo que nos traes vos.
Gracias

Supongo que alguna tarde, mate de por medio, te contaré mi experiencia en el estudio de la historia argentina =)