"La Historia es una casa de muchas habitaciones." Fernand Braudel.

"La Historia es una casa de muchas habitaciones." Fernand Braudel.

Y mi corazón está en el sur del sur, con tizne negro, en la cancha, en el bondi, en el chori, en la fiesta en la calle, en la murga, en el tambor, en la bandera, en mi doble ciudad...y en el camino, en el tren, en la frontera parada sobre la línea, en el andén, conectando dos mundos iguales pero disímiles.

La Plata - Ringuelet - Gonnet - City Bell - V.Elisa - Pereyra - Hudson - Plátanos - Berazategui - Ezpeleta - Quilmes - Bernal - Don Bosco - Wilde - V.Domínico - Sarandí - Avellaneda (combinación) Gerli - Lanús

Arraigo


No quiero cruzar la frontera, es más quiero retroceder al corazón de mi tierra. No quiero que vengas, ni quiero saludarte desde el límite de mi mundo contiguo al tuyo. Mejor así.Mejor distancia, y no me conquistes. Ni el corazón, ni el cuerpo. No vengas a vencerme, ni vencido.No quiero pasar la frontera aunque me aceptes, no me importa cuanto más me parezco a vos que a los de adentro. Yo no soy de tu mundo, no es ésta mi pertenencia.
Demasiado lanusense para La Plata, demasiado platense para Lanús.Haciendo equilibrio sobre la línea de frontera, mi verdadera identidad camina bien.
Y si bajo de mi tren camino por el torcido diagonal hasta el lugar que más se parece a mi tierra andante. Otra vez en la frontera cayendo del cuadrado, ni un lugar ni otro.Siempre en un tercer lugar, pero nunca neutral.

domingo, 2 de mayo de 2010

Derecho de admisión

Hoy voy a cambiar de perspectiva, abandonando la dominante en este último tiempo en mi vida y en mi blog.
No voy a hablar de política, no. Y es probable incluso que tampoco hable políticamente correcto.
Hablo desde el dolor. Me pasaron muchas cosas en este fin de semana, cosas que son representativas de mi vida, nada nuevo, sólo más evidente, sólo todo junto y por tanto más impactante.
Muchas cosas que me llevan a estar en piyama a esta hora, a no salir de mi casa, limpié y aquí en mi encierro me quedo. Mi blog, única ventana al mundo está entreabierto.
Desde la ventana quiero decir. Es terrible darse cuenta de que uno no es bien recibido, por ejemplo en un bar: te tomás un café y el mozo se cansa de que leas el libro y no sigas consumiendo, entonces te insta a pagar, te pone incómodo, y finalmente te vas.
Vos sabes, porque lo leíste en la puerta, que se reservan el "derecho de admisión y permanencia". También existen manejos más sutiles, como esas vendedoras que no te atienden porque no les interesa que vos luzcas su ropa, o lo que fuere...o esos negocios que te atienden mal porque son una careta, una pantalla para un negocio que vos ni imaginas, o como el tipo del ciber que no le calienta que seas su cliente porque tiene veinte monos que gastan más que vos y están esperando jugar en red, entonces te la hace difícil.
Pero qué pasa cuando el que no te admite es tu familia, o la familia de tu familia (ya que ni eso quieren concederme), o cuando es la familia de quien amás.
Y qué pasa cuando todo esto se deja ver en un sólo fin de emana? Te encerrás, en donde vos admitís estar, tu cubículo más pequeño, tu sector más ínfimo, tu interior más ensimismado.
Es terrible ver que sos objeto de prohibición, sin razón de ser, sólo siendo suficiente tu existencia.
Es terrible ver como no se te permite estar con naturalidad con quien es natural que estés, un hermano. Y peor es cuando se le suma no ser recibido en la casa de quien amás, todo en un par de horas.
Todo resumido en un par de horas, te obliga a percatarte de que sólo sos bien recibido por vos mismo en tu casa, en tu pieza, en tu espacio, en tu baño, odiando ver que después volvés, vas a volver a intentarlo otra vez, ¿Con qué objeto? para triunfar, sobre la nada; cuando en realidad bien sabido tenés que sólo va a ser cuando de nadie dependa más que de vos y de ese otro.

Terrible es saber que un día vas a volver a sentarte a su mesa, porque no sos lo suficientemente mal educada como deberías, porque no vas a levantar la voz en tu defensa, porque no vas a ponerle el cascabel al gato y decir que no te interesa.

1 comentario:

Andrea Gracia. dijo...

entiendo... es feo, muy feo alguna ves estuve ahí es mas todavía sigo estando en ese lugar... pero el tiempo me a hecho ver que todos ,todos ellos, se vallan a cagar !!!
yo no vuelvo a su mesa ni ahí, no pido mas limosna,respeto,amor...
yo no me encierro mas , yo salgo a luchar como una guerrera.
a mi no me tumban mas...
el derecho de admisión ahora lo pongo yo.
abrazo !!