"La Historia es una casa de muchas habitaciones." Fernand Braudel.

"La Historia es una casa de muchas habitaciones." Fernand Braudel.

Y mi corazón está en el sur del sur, con tizne negro, en la cancha, en el bondi, en el chori, en la fiesta en la calle, en la murga, en el tambor, en la bandera, en mi doble ciudad...y en el camino, en el tren, en la frontera parada sobre la línea, en el andén, conectando dos mundos iguales pero disímiles.

La Plata - Ringuelet - Gonnet - City Bell - V.Elisa - Pereyra - Hudson - Plátanos - Berazategui - Ezpeleta - Quilmes - Bernal - Don Bosco - Wilde - V.Domínico - Sarandí - Avellaneda (combinación) Gerli - Lanús

Arraigo


No quiero cruzar la frontera, es más quiero retroceder al corazón de mi tierra. No quiero que vengas, ni quiero saludarte desde el límite de mi mundo contiguo al tuyo. Mejor así.Mejor distancia, y no me conquistes. Ni el corazón, ni el cuerpo. No vengas a vencerme, ni vencido.No quiero pasar la frontera aunque me aceptes, no me importa cuanto más me parezco a vos que a los de adentro. Yo no soy de tu mundo, no es ésta mi pertenencia.
Demasiado lanusense para La Plata, demasiado platense para Lanús.Haciendo equilibrio sobre la línea de frontera, mi verdadera identidad camina bien.
Y si bajo de mi tren camino por el torcido diagonal hasta el lugar que más se parece a mi tierra andante. Otra vez en la frontera cayendo del cuadrado, ni un lugar ni otro.Siempre en un tercer lugar, pero nunca neutral.

martes, 6 de julio de 2010

Sí al matrimonio igualitario

1 comentario:

Roberto dijo...

Quien se cree L.Negre de Alonso,
el Episcopado que de copado no
tiene nada lo mismo que todos
los chupacirios de Opus Dei una
troupe de viles negociadores de
empresas y bancos afines al
jefe del Vaticano, cuando en
sus filas estan los mayores
corruptores y pederastras del
mundo. Que les hace creer que
son los dueños de la vida de
personas que lo único que piden
es igualdad y respeto, yo
me pregunto: Serán las mayorias
que desean éste tratamiento
discrimanatorio?, la derecha
pedorra y un par de cornudos
no pueden seguir manejando a
su antojo lo que para ellos
está "bién",y el resto no cuenta.

Saludos!