"La Historia es una casa de muchas habitaciones." Fernand Braudel.

"La Historia es una casa de muchas habitaciones." Fernand Braudel.

Y mi corazón está en el sur del sur, con tizne negro, en la cancha, en el bondi, en el chori, en la fiesta en la calle, en la murga, en el tambor, en la bandera, en mi doble ciudad...y en el camino, en el tren, en la frontera parada sobre la línea, en el andén, conectando dos mundos iguales pero disímiles.

La Plata - Ringuelet - Gonnet - City Bell - V.Elisa - Pereyra - Hudson - Plátanos - Berazategui - Ezpeleta - Quilmes - Bernal - Don Bosco - Wilde - V.Domínico - Sarandí - Avellaneda (combinación) Gerli - Lanús

Arraigo


No quiero cruzar la frontera, es más quiero retroceder al corazón de mi tierra. No quiero que vengas, ni quiero saludarte desde el límite de mi mundo contiguo al tuyo. Mejor así.Mejor distancia, y no me conquistes. Ni el corazón, ni el cuerpo. No vengas a vencerme, ni vencido.No quiero pasar la frontera aunque me aceptes, no me importa cuanto más me parezco a vos que a los de adentro. Yo no soy de tu mundo, no es ésta mi pertenencia.
Demasiado lanusense para La Plata, demasiado platense para Lanús.Haciendo equilibrio sobre la línea de frontera, mi verdadera identidad camina bien.
Y si bajo de mi tren camino por el torcido diagonal hasta el lugar que más se parece a mi tierra andante. Otra vez en la frontera cayendo del cuadrado, ni un lugar ni otro.Siempre en un tercer lugar, pero nunca neutral.

miércoles, 6 de octubre de 2010

Coherencia

Estoy realmente desinspirada, quise escribir sobre lo que pasó en Colombia, en Ecuador, sobre Cobos, Olmedo y Milico, pero la verdad es que no puedo.
Quise estudiar, lo hice a los golpes. Quise muchas cosas, quise a una persona.
Hay veces en las que uno necesita parar y reflexionar en silencios gritados.
Hoy es uno de esos días.
Tengo miles de preguntas, una de ellas es por qué escribo esto, ¿para quién?, ¿para mi?. No lo sé.
Me doy cuenta de que este espacio se convirtió en un refugio exitoso para mi, pero a la vez no logro abrirme así en ningún otro lado, con nadie más...lo intento y recién ahora lo logro.
La vida no es sólo grandes militancias políticas, convicciones macroideológicas, pensamientos profundos y análisis políticos de grandes acontecimientos. La vida es coherencia, o debería serlo.
No puede uno un día dar un final eligiendo como tema especial la relacion entre construcciones de género e historia, y llevar la vida antifeministamente.
Hay momentos en los que necesito parar y pensar si soy tan fuerte, tan entera, tan suelta. Me veo misera y prejuiciosa como cualquiera, mujer cualunque que sufre como en una telenovela.
No se es tan fuerte y alto como uno se cree.
Están buenísimos los momentos así. Uno se ve entero, más allá de las críticas políticas, las lecturas hábiles y los análisis enriquecedores. Más allá de los parciales y los finales, más allá de los halagos de los profesores, más allá de la comprención de los textos.
Uno se ve mucho más pequeño, uno se reconoce en sus defectos y en sus debilidades.
¿Uno debería ser de acero?

3 comentarios:

Roberto dijo...

La vida fluye no hagamos una pared
y aislarnos, cada día se nace de nuevo y éso es bueno, podemos empezar
una y mil veces a transformarnos en
lo que queramos, la depresión es
madre de las derrotas, aunque
pensemos que nadie nos escucha o
nadie nos lea, gritemos y hagamos
grafitis siempre va a haber alguien
que nos prestará atención.

Saludos!

Iliria dijo...

Gracias

Unidad Basica Anarco-Peronista Lanús Este dijo...

"hay que endurecerse sin perder la ternura" dice la famosa cita